¿Tienen valor histórico los evangelios?

Diversos, Liturgia | 8.dic.2011

.
P. Pegueros:
¿Se puede afirmar que los Evangelios tienen valor histórico?…
¿Las primeras comunidades cristianas no tuvieron influencia en estos escritos?…..

 

.

¿TIENEN VALOR HISTÓRICO LOS EVANGELIOS?

 

P. Pegueros:

¿Se puede afirmar que los Evangelios tienen valor histórico?…
Las primeras comunidades cristianas no tuvieron influencia en estos escritos?…
¿Me puede recomendar algún buen libro sobre el tema?…

gracias por sus orientaciones
Luis Lievanos García (Morelia).

 

En los últimos doscientos años, varias escuelas de estudios bíblicos han sostenidos, con mayor o menor fuerza, que no es posible conocer con certeza prácticamente nada de la vida de Jesucristo, pues los Evangelios carecen, según esas interpretaciones, de valor histórico.

Al  mismo tiempo, otros especialistas han venido demostrando que aunque los Evangelios no pretenden ser crónicas históricas en el sentido técnico de la expresión, si tienen una validez histórica científicamente fundada.

Los ecos parciales de este debate han llegado a veces a personas no especializadas, suscitando en no pocas ocasiones la desconfianza hacia la verdad histórica del Evangelio. En estos casos, no se trata simplemente de una cuestión de erudición; lo que está en juego, en el fondo, son las bases mismas del cristianismo el cual se derrumbaría si se negara su  fundamentación histórica.

En materia de fe hay quien se contenta con un sutil pragmatismo: afirma  creer simplemente porque esto lo encuentra hermoso, significativo, muy agradable. Pero no basta que un mensaje sea funcional para que sea verdadero. La fe cristiana es una respuesta motivada y racional que le damos a Dios que nos sale al encuentro y de varias maneras nos hacer ver claro su presencia amorosa en toda la historia de la humanidad.

Ha querido Dios que la historia de su salvación vaya muy ligada primero al pueblo judío y luego a la Iglesia. Pero tanto Israel como la Iglesia presentan luces y sombras, lo mismo que toda acción humana. Decía Pascal (+ 1926): “En la historia de la salvación, para el que no quiere ver, hay suficiente oscuridad; pero hay bastante luz para quien quiere ver”.

Por lo que ve al carácter histórico de la revelación cristiana, hay que subrayar sobre todo que Jesús de Nazaret no es una idea, sino una persona concreta. Lo confirman también documentos  tanto de origen judaico como del paganismo. Pero, definitivamente, son  los cuatro Evangelios los que no lo dan a conocer en su vida personal, en sus acciones y enseñanzas.

Los Evangelios tienen valor histórico, en cuanto que refieren  fielmente las obras y las palabras de Jesús, reflexionadas a la luz de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, y con la ayuda del Espíritu Santo. Los Evangelios son expresión de la fe de los evangelistas y  de las primeras comunidades cristianas; pero esto no impide que sean considerados fuente segura de información, porque la fe cristiana encuentra en los Evangelios a un Dios hecho de verdad hombre de carne y hueso, visto con los ojos, escuchado con los oídos,  tocado  con las manos de aquellos que convivieron con Él.

Rousseau, nada sospechoso de tener simpatía hacia el cristianismo, solía decir, hablando de los Evangelios: “¿Invenciones éstas? Amigos, así no inventa”.

Un buen libro: “¿Padeció bajo Poncio Pilato?” (1998). Ed. Rialp, de Vittorio Messori, el periodista que escribió con Juan Pablo II: “Cruzando el umbral de la Esperanza”. Se puede conseguir o lo encargan: San Pablo, San Roberto, Porrúa, el Seminario o la Madero.

 

P. Pegueros.

 

.

Escribe un Comentario